Capítulo 121 – Hinata y los Niños


Ha sido una semana desde que Fritz y Hinata llegaron a Ingrasia.
Incluso considerando que usaron carruajes de paseo al paso, todavía tomó su tiempo. Pero no; para Hinata, la impaciencia estaba prohibida.
Utilizar un círculo mágico habría sido más rápido, pero eso no les habría permitido comprender el estado de Reino Ingrasia en el viaje.
Fritz y Hinata decidieron disfrazarse de la hija de un aventurero y un normal y animado joven.
Hinata tenía remanentes de su equipo en sus días de aventura, así que ella los usó. Fritz compró cosas algunas cosas a un vendedor.
Pero no tenían ningún problema con sus equipos. El Señor Demonio Rimuru les había enviado Brazaletes Espirituales modificados que podían transformar todo su equipo con una simple orden.
Aunque la calidad del equipo transformado era un poco baja, todavía seguía siendo de clase única. ¿Por qué el Señor Demonio hace esto? Ella no lo sabía, pero lo apreciaba.
Por lo que incluso si lo peor llegase a venir, ellos no tendrán que depender del equipo que llevan y lo mantendrán disfrazado.
Y así ellos se dignaron a utilizar esa ropa en mal estado y se aventuraron hacia adelante.
Ah, y se colaron en el reino usando identificaciones falsas.

Actualmente Hinata se alojaba en un hostal barato en las afueras de la ciudad.
Durante una semana entera Hinata no ha salido de su cuarto. Ella ha estado utilizando espíritus familiares1 para explorar los sucesos de la ciudad.
Fritz, sin embargo, está manteniéndose alrededor de la Academia. Con sus propios ojos y orejas él analiza la ciudad.
Tratando de encontrar una manera de ingresar a la Academia o si algún comerciante necesita protección.
La Academia es una fortaleza, los visitantes no están permitidos.
A excepción, es decir, la entrada a la Biblioteca de la Academia es de uso público, pero sin duda, está siendo supervisado por Yuuki.
Hinata está tratando de encontrar un camino sin alertar a Yuuki de su presencia.
Durante su investigación Fritz llegó a conocer un número de distribuidores de alimentos para los empleados de la Academia y fue capaz de convencerlos para venderles comida como comerciante.
La cosa es… la Academia tiene una gran cantidad de estudiantes.
Ellos necesitan una gran cantidad de comerciantes y trabajadores simplemente para preparar una comida para todos los estudiantes.
Por lo tanto, Fritz y Hinata fueron capaces de asegurar el trabajo dentro de la Academia ayudando en la cocina.
Y así pasó otra semana. A medida que continúan su trabajo, ellos comenzaron a investigar.
Tuvieron que moverse durante las entregas mañaneras. Aunque las comidas de la eran simples todavía requerían una gran preparación.
Después de observar el lugar de trabajo por una semana encontraron el mejor momento para moverse.
Si fueran a entregar las comidas mientras todavía está oscuro seguramente podrían husmear sin ser vistos.
En el transcurso de la semana ellos más o menos se dieron cuenta del diseño de la academia.
Usando espíritus familiares ellos encontraron una fuente de fuerte luz de energía espiritual.
Y así, como dijo Rimuru, había un niño bendecido por el espíritu de la luz.
Hinata escuchó la historia completa en el banquete. A pesar de que una vez desestimó sus palabras como simples disparates, ahora ella sentía el deber de proteger a estos retoños.
En cierto modo, ellos eran condiscípulos.

Pero ella todavía no estaba satisfecha con esa explicación de por qué fueron convocados.
Pensando en ello: Yuuki le dijo a Rimuru que Hinata los convocó al intentar convocar a un héroe verdadero.
Pero dejando de lado la dificultad y la necesidad de criar a un nuevo héroe, ni Hinata ni la Iglesia convocó a los niños.
En otras palabras, Yuuki lo debe haber hecho.
Si ese es el caso, ¿por qué lo hizo? ¿Él falló en la convocación y los obtuvo a ellos? ¿O tenía la intención de convocarlos a ellos desde el principio?
Hinata no podía comprender eso.
Tanto Hinata y Rimuru habían descubierto durante su confrontación que Yuuki estaba tratando de echarle la culpa de la convocación a Hinata.
Dejando esa interrogante a un lado, aún quedaba lo más importante: ¿Por qué?
Tal vez simplemente se aprovechó de una convocación fallida. Pero ella sentía que tenía que saber la razón de por qué lo hizo. ¿Y quién dijo que sólo había cinco niños que fueron convocados? ¿Y qué pasa con los adultos?
Todos esos pensamientos se arremolinaban en su cabeza causándole una gran ansiedad.
Pero ella decidió alejar todos esos pensamientos y centrarse en la creación de un plan para rescatar a los niños.

Así llegó ese fatídico día.

Fritz terminó los preparativos y Hinata fue a entregar las provisiones a la Academia.
Después de trabajar de este modo durante una semana Hinata ha conseguido ser más amigable con las abuelas que trabajan allí.
Pero ese pensamiento la llevó a recordar el hecho de que su aspecto actual está oscurecido por un objeto mágico; ella luce como una chica pelirroja promedio.

Por lo que las abuelas no están hablando con ella, sino a este aspecto pelirrojo de ella. Este pensamiento la hizo sentir extrañamente solitaria.
Pero no era el momento para ese tipo sentimentalismos.
Entregar los bienes, esperar una oportunidad y proceder con Fritz a la fuente de esa luz. Hinata y Fritz se moverían como estaba planeado.
Ellos apuntan a ese objetivo para cuando los comerciantes entregan los alimentos y empiezan a regresar a casa.
Ella crearía una ilusión de sí saliendo de las instalaciones, y a cambio se dirigiría hacia los niños. Así, la chica pelirroja hablaría a su salida en lugar de Hinata2.
La magia sólo funciona hasta que ella deje las instalaciones, pero ese tiempo debería ser suficiente.
Hoy día ella simplemente tenía previsto hablar con los niños y confirmar que no estaban en peligro.
Diez minutos debería ser suficiente para ver cómo lo están haciendo, y ese sería el primer paso.
Por supuesto, si las cosas se tornan amargas ella estaba lista para escapar rápidamente.
En ese caso, ella no volvería a hablar con las abuelas…
Ese pensamiento le molestaba, pero no influía en su resolución.

Fritz estaba ocupado con el trabajo por lo que ella decidió ir sola.
Directamente hacia esa luz.
Ella usó un hechizo de invisibilidad y suprimió su presencia hasta los límites extremos para no ser detectada.
Hasta el tercer piso, sin hacer un solo ruido.
Con sus parámetros básicos reforzados por magia, ella se movió como una supermujer.
Desbloqueando una puerta con magia, ella se deslizó hacia adentro como un susurro.
Se encontró en un aula con poca luz.
La luz apenas entró con ella: obvio, teniendo en cuenta que apenas eran las 6 de la mañana.
Pero era un cuarto extraño. Había pocos escritorios– sólo cuatro.
Había una puerta en la parte posterior, conectando con otra aula.
Había otras puertas hacia fuera en el pasillo, ¿pero eso en realidad podría ser llamado puerta? Estaban encerrados no con llaves, sino con magia, así que ella no podía abrirlas.
Era un diseño extraño. Esto difícilmente se podría llamar un aula normal.
Reflexionando sobre todo por un segundo, ella instantáneamente se giró y dirigió a la sala que emitía la luz. El tiempo era esencial, así que tenía que continuar.

Hinata abrió la puerta y entró.
Una mesa de comedor estaba siendo preparada; por lo que ella sintió vida dentro de la habitación.
Hinata procedió cuidadosamente en adelante.
Hubo algo parecido a un dormitorio separado.
Cuatro futones estaban allí; que es donde dormían los niños.
Y entonces, Hinata inconscientemente dio un paso atrás.
Si ella no hubiera hecho eso, habría sido golpeada por una espada de madera.

Wow… esquivaste eso. ¡Genial! ¿Ladrón?

Una voz de un niño mandón quien parecía recién haberse levantado.
Un niño japonés de espíritu débil, un niño bonito europeo.
Y una hermosa niña rubia.

¿Por qué has venido? ¿No hay nada que robar aquí?

Onee-chan, ¿quién eres tú?

El muchacho japonés y la rubia le preguntaron a Hinata.
El niño europeo se mantuvo fuerte como si protegiera a los demás niños. El niño mandón estaba de pie en la parte posterior.
Hinata dejó escapar un suspiro y levantó ambas manos mostrando que no tenía ganas de luchar.
Y,

El que tiene la espada de madera es Misaki Kenya-kun.
Y no hay necesidad de estar tan tenso, Gale-kun.


Ella llamó al niño.
Del mismo modo que Rimuru le había descrito. Los cinco niños… excepto la de pelo negro, Chloe O’Bell; que parecía faltar.

¿Nos conoces?

El niño que lucía débil, Sekiguchi Ryoya habló.

Sí. He oído acerca de ustedes de Rimuru.
Misaki Kenya, Sekiguchi Ryota, Gale Gibson, Alise Rondo, ¿cierto?
Y uno más, Chloe O’Bell… a quien no veo aquí.

Es tal como Rimuru había dicho.
Mi nombre es Sakaguchi Hinata.
Ustedes pueden haber oído algunas cosas malas sobre mí, pero no estoy aquí para ponerlos en peligro.
Vine a conversar, pero parece que estamos cortos de tiempo.
Sería muy bueno si pudieran confiar un poco en mí…


Kenya se sentó en una silla, con la espada de madera en mano.
Sin un solo cambio en su comportamiento.

Ah, por lo que es conocida de Rimuru-sensei.

Él dijo, con una sonrisa de alivio en su rostro.

¡Pero no es Sakaguchi Hinata un nombre de un villano!

¡Cierto! ¡La persona quien nos convocó y no tenía ningún uso para nosotros tratando de matarnos! Y estamos aquí sólo porque Yuuki-oniichan y Rimuru-sensei nos salvaron.

Pero ella no parece un enemigo. Está bien que confiemos en ella… ¿no?

Al decir varias cosas los niños se sentaron en sus sillas.
Parece que ser conocido de Rimuru hizó ganar un poco de confianza.
Pero ella ni por un segundo se dejó confundir como si fuera confianza hacia ella; las historias que oían de ella deben haber hecho eco en sus oídos como el mismo Satanás.
Eso le hizo fruncir el ceño un poco, pero al menos no causó que la ataquen directamente.
En primer lugar, aquellos no eran acusaciones sin fundamentos.
Por desgracia, no había tiempo para explicaciones. Por lo que ella irá con el flujo de la corriente y les dará el resumen de la situación.

Sí, gracias por confiar en mí.
Me he reunido con Rimuru y oído sobre ustedes de él.
No tengo tiempo para una explicación completa… en fin, quiero llevarlos al hogar de Rimuru.
Vamos a explicarles todo ahí.


¿Eh? ¿El hogar de Rimuru-sensei? ¡Quiero ir!

Pero no la iglesia vendría por nosotros… Quiero ir, aunque…

La conversación llenó la habitación.

La iglesia no va a ser un problema…
Yo quiero que escuchen sin gritar. Yo soy Hinata, la Capitana de los Guardias de la Iglesia…
Bueno, lo era.
Sobre lo que hablaron antes, el “Hinata nos convocó” soy yo.
Sin embargo, llegados a este punto, no fui yo quien los convocó.
Por favor créanme.
Y eso también se los explicaré a su debido tiempo.


¡¿Q-quéeee?!

¿Eh? Pero si la iglesia no es la responsable, ¿quién fue, entonces?
¿Por qué estamos atrapados aquí?


Cierto… Si tú piensas en ello, ¿un acosador?

Pero está onee-chan podría estar mintiendo, ¿sabes?

Hinata estrechó sus ojos observando a los niños.
Tal como esperaba, tendrá que luchar para convencerlos.
Ella no tenía el tiempo suficiente para explicarles y convencerlos. Así que, si esto no fuera suficiente, tendría que volver de nuevo.
Antes de conocer a Rimuru ella simplemente los habría tomado por la fuerza y puesto bajo su protección.
Hinata era del tipo persona que elige el camino más corto y seguro, y lógicamente ponía el plan en marcha.
¿Pero ahora? Aquí está ella tratando de influir en los corazones de un grupo de niños.
Qué tan débil se ha vuelto, pensó.
Mostrar emociones sin duda aumentará la probabilidad de fracaso, eso ella lo entendía.
Y si los niños muestran hostilidad, entonces ella habría fallado. Ella tendría que venir una y otra vez evitando ser detectada.
Pero Hinata, no obstante, optó por revelar su identidad.
Forzar sus pensamientos sobre los demás es mera autosatisfacción.
Hinata ahora eligió el camino más largo, y se encontró que de hecho era hilarante. Pero ella no se arrepentía de este camino.
Una cosa que ella no cambió: ella se niega a arrepentirse.

Está bien. Podemos confiar en ella.
¡Mi amigo, Hikaru dice eso!


¡Sí! También pienso lo mismo. ¡Quiero decir, esta Onee-chan es amada por los espíritus!

Sí, es cierto. También lo creo.

En ese caso, está decidido. Vámonos. Pero hay que darse prisa. ¿Podemos irnos así?

Hinata abrió mucho los ojos mirando a los niños.
Ella no esperaba que sea tan fácil. Irse ahora también sería contrario al plan. Además,

Aprecio el sentimiento, pero no podemos irnos en este momento.
Más importante… ¿dónde está la quinta, Chloe?


Onee-chan… ¿de quién estás hablando?

No conocemos a nadie con ese nombre.

¿Qué? Ella pensó que era una broma, pero sus ojos eran serios.
No había ningún indicio de mentira en sus palabras. Ellos están diciendo la verdad.
Pero, ¿cómo…?

¡Ya es hora!

Fue entonces cuando Fritz entró.
Tenían muy poco tiempo, no había tiempo para dudar.
Ellos tienen que irse ahora o planificar para otro día.
Si fueran a esperar, no habría nuevos riesgos. Además, los niños parecen estar listos.
Pero Chloe no está con ellos, y eso es un problema.
Y mientras que Hinata deliberaba consigo misma,

No hay nada de qué preocuparse, ¿sabes? Quiero decir, no puedo dejar que te los lleves.

Un muchacho habló a Hinata con una sonrisa.
Fritz salto hacia atrás sacando su espada.
Pelo negro y ojos negros. Estaban familiarizados con este hombre. Y él sigilosamente se movió hacia Fritz.
Y no sólo Fritz; ni los niños ni Hinata lo notaron acercándose.
No era un hombre ordinario.

Kagurazaka Yuuki…

Hinata murmuró.
Allí, de pie, estaba el Maestro de la Freedom Association.

Parece que fui capaz de pescar sólo dos peces con estos cebos (niños).
Bueno, supongo que está bien. Capitana de los Guardias Hinata, no eres más que alguien de poca monta.
Supongo que el cebo sirvió a su propósito.


Dijo Yuuki con una sonrisa llena de felicidad absoluta, haciendo que Hinata temiera.
Ella sintió un sudor frío recorriendo su espalda y sus sentidos gritaban peligro.
Preparándose, tomó su resolución.
“El muchacho sonriente de sus memorias…”
Qué montón de tonterías.
De pies a cabeza, todo su ser era maldad.
Él sigue sonriendo mientras está en calma.
Pero lo que ella teme es su presencia.
Este tipo de maldad, ella tenía que vencerlo inmediatamente.
¡Reforzando su determinación, se enfrentó a Yuuki!



─────────────────────────



1- Con “espíritus familiares” se refiere a algo así como los shikigami. O para ponerlo en términos más modernos como un Stealth.
2- Esta oración no la comprendí muy bien si soy sincero.
Parece que faltan palabras para armar bien la oración, además de que los verbos usados me confundieron y no iban tan acorde a la misma oración. Por ello lo modifiqué un poco y lo puse acorde a como lo entendí yo.


{ 7 comentarios... read them below or Comment }

  1. Gracias por los capitulos...Lo termine de ller ayer al capitulo 120 y cuando entre a la pagina hoy me encontre q habian subido los demas.. Muchas gracias y sigan asi.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Agradezco tu esfuerzo, buen capitulo

    ResponderEliminar
  3. uhm Cloe no es la que recibió el espiritu que besó a Rimuru y que Ri-chan dijo que era peligroso?

    uhmm así que desde el principio Yuuki era esa persona

    ResponderEliminar
  4. Graciassssssssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar

- Copyright © 2013 Shadow Hunter Translator - Powered by Blogger - Distributed By Blogger Themes - Designed by Johanes Djogan